AISLAMIENTO DE FACHADA

EDIFICIOS RADIADORES

AISLAMIENTO DE FACHADALa mayoría de los edificios españoles llevan años perdiendo calor por las ventanas, por los muros, el tejado, los cimientos. Los edificios, construidos en la década de los cincuenta del siglo pasado, “son como un radiador que emite constantemente energía al exterior. Todo esto podría remediarse con la aplicación de aislamiento exterior en fachada, en cubierta y con unas contraventanas más eficientes, renovación de las instalaciones eléctricas y centralización de calderas. Con estas reformas se puede conseguir un ahorro mensual de energía por encima del 50%, y posiblemente los vecinos solo necesitarán poner la calefacción un par de horas al día para tener su casa caliente.

 

Los datos se extraen de un estudio realizado, por una red de más de 2.000 técnicos que realizan certificados energéticos en toda España, que deben tener obligatoriamente desde junio todas las casas que salgan a la venta o en alquiler. El informe, basado en una muestra representativa de 6.000 viviendas, refleja que ninguna alcanza la calificación energética A en consumo de energía (la más alta) y solo el 11% logra una B, C o D, que se consideran aprobados. El resto se queda en las letras E, F o G, que se consideran no eficientes.

 

¿Por qué ha ocurrido esta ineficacia energética? A partir de 1979 se introdujo la primera ley que incluía unos mínimos requisitos de aislamiento en las construcciones. En 2006, con la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación (CTE), se endurecen las exigencias para los edificios de nueva construcción para poder alcanzar al menos una calificación D. Esto quiere decir que prácticamente todo el parque de viviendas se levantó sin tener en cuenta la eficiencia energética, porque desde 2007 hasta ahora se han edificado poco más de un millón de casas, según el Instituto Nacional de Estadística.

 

“En España se ha legislado tarde en ahorro energético, y a veces porque nos ha denunciado o multado la Unión Europea. Durante todos estos años no se ha pensado en las consecuencias que esto pudiera tener, porque pagar los recibos de la luz y el gas no eran tan caros para poder pagarlos, y ahora aparecen problemas sociales como la pobreza energética, donde la gente no tiene suficiente dinero para pagar el coste energético que supone calentar la vivienda en invierno.

 

Hay otros factores, aparte de la normativa tardía, que han contribuido a esta situación. “Con el boom inmobiliario se construyó mucho sin tener en cuenta el factor geográfico, ni la orientación de las fachadas, ni el emplazamiento, y eso tiene como resultado edificios que dependen de los sistemas mecánicos de climatización para calentarse o refrigerarse. En la arquitectura tradicional encontramos ejemplos mucho más eficientes: en el norte de España se construían galerías acristaladas, que captaban el calor del sol a modo de invernadero; en cambio, en el sur son tradicionales los patios sombreados y las ventilaciones cruzadas para refrescar las viviendas”.

 

Nuestros profesionales del estudio de Arquitectura PDG-ARQUITECTOS te asesoran para reducir el coste energético de tu vivienda y recuperar la inversión lo antes posible.
La instalación de aislamiento en los muros y en cubiertas, como la instalación de elementos de sombreado y la sustitución de equipos de producción de energía por otros más eficientes y la instalación de energías renovables, te puede ayudar a conseguir un ahorro hasta del 80% en el consumo energético.

 

La rehabilitación energética, además de ayudarte a reducir el consumo, te ayudara a mejorar la calidad de vida de los habitantes, reduciendo la entrada de ruidos y la calidad del ambiente.